Endorfinas 
20/04/2022
Lo que funciona y no funciona
05/05/2022

La ansiedad es una reacción fisiológica de nuestro organismo activada por el miedo.La ansiedad no es  dañina en si misma es una emoción normal como lo es la alegría o la tristeza,   nos prepara y  protege  frente a situaciones potencialmente peligrosas.Nos ayuda a tener una activación fisiológica positiva mejorando lo que hacemos.

Ej: en la selva un león nos va atacar si no sintieras ansiedad probablemente el león te comería.

La ansiedad sirve entonces para movilizar dos conductas, que me pueden salvar la vida en el caso del león : escapar o luchar.

Cuando enfrentamos un peligro la ansiedad nos prepara para la acción, generando una serie de cambios en nuestro organismo para dar la respuesta de luchar o escapar.

El problema de la ansiedad se presenta en cómo reaccionamos ante ella, muchas veces las personas no se permiten tener ansiedad, tratan de controlarla y el nivel de la ansiedad empieza aumentar hasta sobrepasar un umbral y  puede llevar al pánico.

Síntomas de la ansiedad

Aumento del latido cardiaco, aumento de la presión arterial, dolor de cabeza, temblores, sudor, sensación de ahogo porque nuestra respiración se acelera, se paraliza la digestión, se amplía el campo de visión, muchas veces las personas ansiosas identifican estos síntomas que son normales como potencialmente peligrosos.

¿Cuando la ansiedad es peligrosa?

Como sabemos la ansiedad en sí misma no es peligrosa, pero si se presenta ante situaciones de la vida cotidiana , situaciones normales que no son potencialmente peligrosas y las reacciones son desproporcionadas entonces tenemos problemas de ansiedad.

Si la ansiedad supera un umbral se puede volver patológica y si aumenta esa reacción patológica de la ansiedad podemos llegar a tener pánico( ataque de pánico).

Tenemos un ataque de pánico cuando una persona eleva tanto su ansiedad que llega al pánico es decir se bloquea y siente miedo a perder el control o enloquecer, o miedo a morirse, miedo de las propias sensaciones.

Es importante hacer la diferencia entre ansiedad, angustia y crisis de pánico porque son diferentes.

La ansiedad es una reacción fisiológica de nuestro organismo que nos ayuda y prepara para la acción y así enfrentar situaciones potencialmente peligrosas.

Cuando supera un umbral puede transformarse en pánico.

La angustia no tiene nada de bueno es una sensación constante de malestar con expectativas de futuro negativas. la persona  siente que no es capaz de combatir esas expectativas negativas aunque luche no podrá superar y ganar, por eso siente indefenso, Impotente frente a la situación, frustrado.Siente un peso en el estómago, o encima del pecho.

Hay  efectos psicosomáticos, alteración del sueño y está asociado a la depresión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.