¿Tener ansiedad es malo?
20/04/2022
Endorfinas 
20/04/2022

Las parejas llegan a terapia con un conflicto que no han podido resolver, peleas continuas, mala comunicación, distanciamiento emocional, celos, dependencia emocional, etc. Son temas recurrentes en la consulta del psicólogo. 

Las personas vienen a terapia, convencidas de que es el otro debe hacer un cambio para solucionar el problema y la otra persona es la que tiene la culpa de la situación. Olvidando que mi pareja es la persona que más nos conoce y que se transforma en nuestro espejo de conocimiento. Gracias a ella podemos conocer nuestras sombras y nuestras luces.

Esto sucede para los dos miembros de la pareja, cada uno es un espejo del otro,  y en cuanto logran escucharse y tener una mirada de autoconocimiento realista, es más probable que la relación contigo mismo, luego con tu pareja y el entorno mejore.

En un principio cuando se pelean y no se escuchan es conveniente apaciguar las aguas, calmarse antes de hablar y escuchar al otro con la mente en blanco a esto me refiero con las menos ideas preconcebidas, prejuicios, o creencias irracionales, que contaminan el escuchar atentamente al otro para entenderlo y saber qué le pasa.

Es necesario aprender y tomar conciencia de que el otro miembro de la pareja es nuestro maestro, quien nos viene a enseñar a mirar aquellas partes de nuestro interior que no hemos visto.

Todas las relaciones, sean estas con la pareja, amigos, vecinos, compañeros de trabajo, familiares, se transforman en espejos y maestros para aprender a conocernos.

Nuestra pareja es nuestro espejo y nosotros somos espejo de nuestra pareja, y de otras personas. 

Estamos en un constante proceso de espejos, reflejos, transferencias, pantallas. Todos necesarios para conocer nuestro interior, aquello inconsciente, lo que nos cuesta ver.

Ley del Espejo

El mundo exterior actúa como un espejo, que refleja nuestra propia luz y nuestra propia sombra. Lo que nos ayuda a conocer nuestro mundo interno. Lo que nos permitirá descubrir cómo pensamos y cómo vemos la vida.

La Pareja como Maestro

Mi pareja es mi maestro, ya que nos conoce mejor que nadie, refleja aquellas partes de nosotros que no queremos ver, si ponemos atención podemos mejorar como personas y crecer.

Discutir y no Pelear

Cuando estamos peleando no escuchamos, y lanzamos artillería de guerra a nuestra pareja y decimos cosas hirientes que afectan y dificultan una sana comunicación. 

Así no se soluciona nada, al contrario se empeoran las cosas y se aumenta el conflicto y se genera distanciamiento emocional. Por eso lo más adecuado si usted quiere arreglar las cosas es escuchar con atención lo que su pareja le expresa repetidas veces. Hay un mensaje importante, que usted necesita entender.

Se discute para entender al otro, no para mostrar los errores. Uno se pregunta ¿Qué le pasa?, ¿por qué está actuando de esta manera?

La Pareja Necesita Verse sin Distorsiones

Para conocerse la pareja necesita verse sin distorsiones, sin idealizar, con expectativas realistas. Uno debe preguntarse ¿estoy siendo un espejo exacto o distorsionado de mi pareja? ¿Qué estoy mostrando como espejo?

En mi experiencia como psicóloga he observado personas que llegan a punto de separarse, no se aguantan pelean todo el rato y no se escuchan, se distancian emocionalmente, en la terapia uno de los dos reacciona y toma conciencia de las expectativas poco realistas que tenía respecto a su pareja. “pensé que él no me quería, ya que era poco cariñoso”, su pareja no le regalaba chocolates, ni rosas pero cocinaba cuando ella llegaba cansada del trabajo, llevaba los niños al colegio etc.

Un espejo distorsionado no refleja lo que somos, si usted quiere puede confirmar lo que su pareja le dice observando su entorno amigos, familia, vecinos para saber la verdad. Ellos le darán información que usted podrá integrar.

Si hay amor el reflejo en la pareja será más nítido. Así ambos podrán verse y conocerse mejor, lo que permitirá a la pareja bienestar.

¿Qué permite el espejo?

El espejo permite el autoconocimiento personal. Muestra realidades que debes enfrentar, sanar, permitir el cambio, o liberarte. Todo está en ti.

Tú eres el creador de tu realidad, tú también puedes transformarla.

Situaciones que Refleja un Espejo

1.- Primera Ley

Todo lo que te molesta del otro, y quieres cambiar de él/ella es lo que te molesta, enoja y necesitas cambiar dentro de ti. Es tu sombra.

2.- Segunda Ley 

Todo lo que el otro te critica, juzga o quiere cambiar de ti, si te molesta o hiere esta reprimido dentro de ti. Tienes que cambiarlo o mejorarlo en tu interior.

3.- Tercera Ley 

Todo lo que el otro me critica, juzga, o dice que debo cambiar de mi persona, sin que me afecte a mí. Es una proyección de él, le pertenece a él.

4.- Cuarta Ley

Todo lo que te gusta, admiras, o amas de él/ella, está en ti, es lo que eres. Es tu Luz.

Ahora, ya sabes que lo que ves en los otros, es lo que está dentro de ti. Tu pareja, tus amigos, vecinos, hermanos y el mundo que te rodea, son tus espejos que ayudan a conocerte, a descubrir lo que no puedes ver. Te permiten crecer como persona. 

Gracias a cada persona que se cruza en tu vida es información, te reflejas en tu pareja, ella te entrega información que está en ti y que no ves.

Una vez que puedas hacer los cambios en tu interior,  esa relación con tu pareja, amiga, hermano, mamá, papá, mejorará.

Juzgarás y criticarás menos a las personas de tu entorno y todo a tu alrededor cambiará. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.